El propósito liberado. Un análisis de Deloitte en la buena dirección

El pasado mes de “x” la consultora Deloitte ha escrito un esclarecedor análisis sobre los cuatro posibles escenarios del futuro de trabajo respecto a la relación entre el empleador y el colaborador. Los cuatro posibles escenarios son:


1. El trabajo como moda. En este escenario, la empresa sencillamente sigue las tendencias actuales y reacciona a ellas independientemente de si son buenas o no a largo plazo. Las compañías van cambiando, sí, pero no se mueven por principios sino por el trending topic actual. Por ejemplo, si Google pone mesas de ping pong en sus oficinas, ellos también lo harán. Esta tendencia crea la ilusión de modernidad, pero no tiene por qué implicar una mayor motivación o vinculación por parte de los trabajadores.

2. El trabajo es trabajo. En este escenario no hay vinculación clara entre colaborador y empleador. Cuando el trabajador termina su jornada laboral, este se desvincula totalmente y por este motivo tiene que conseguir estímulos fuera de su sitio de trabajo habitual.

3. Guerra de talentos. Debido a una baja oferta laboral el talento escasea y eso ocasiona una “guerra” en la que las empresas compiten por el talento. Como consecuencia, el talento se “vende” al mejor postor y las empresas no tienen capacidad de reaccionar de manera más consciente. Es cierto que, en este escenario, las empresas compran talento, pero eso no implica que estén generando una cultura de crecimiento empresarial sostenido.

4. El trabajo con un propósito liberado. En este cuarto escenario, Deloitte plantea en resumidas cuentas lo que también plantea el Self management organizacional. Es cierto que Deloitte esgrime un escenario más “idealista”, mientras que desde la Red del Coach lo vemos desde un paradigma más “operativo”. Según Deloitte, en el propósito liberado, cuanta mejor comunicación haya y cuanto más conocimiento de la estrategia de la empresa haya (la estrella que lo guía), mejor para todos los implicados. Todos entienden el propósito de la empresa y eso implica que las personas se van a sentir vinculadas y motivadas. Sienten que se escucha su opinión y que incluso pueden modificar la empresa.

Es bien sabido que, en las empresas tradicionales, se hacen muchas encuestas de satisfacción, feedback, pruebas de rendimiento… Pero nosotros creemos que todas estas dinámicas son puro maquillaje. La empresa tradicional te escucha, pero no hace cambios. En cambio, una empresa que libera el propósito, le dice al colaborador que él puede modificar el rumbo de la empresa y eso genera beneficios a largo plazo.

A pesar de que desde la Red del Coach valoramos muy positivamente el análisis que ha hecho Deloitte, nosotros creemos que el propósito NO es una visión, sino que se trata de algo más realista, del presente. El propósito es la razón de ser de una empresa, el verdadero motivo por el cual los clientes consumen los productos o servicios de dicha empresa. Entonces, para que el propósito se “libere”, el empleador tiene que permitir que los empleados tomen más decisiones y que estos participen en la creación de la estrategia, pero no como un “derecho” (tal y como lo define Deloitte), sino como necesidad operativa.

En el propósito liberado según La Red del coach, el empleador se da cuenta de que el colaborador es el que está a pie del cañón y que este tiene información necesaria para el crecimiento de la empresa. Por otra parte, el empleado se da cuenta de que, si su propósito “se libera”, sus actividades y tareas cotidianas van a tener mucho más sentido y aporte de valor. Es entonces cuando el colaborador pone su foco en pensar y buscar actividades que ayuden a la empresa a crecer.En nuestro método de Self management organizacional, te enseñamos el paso a paso de cómo acelerar ese proceso de alineación entre empleado y empleador. Nosotros no creemos en la motivación ni en la positividad. Nosotros creemos que el verdadero propósito operativo no se puede ni comunicar. En pocas palabras, estamos hablando del motivo más puro por el que las empresas crecen y por el que los consumidores confían en ti.

Ver el vídeo aquí >>

Volver al Blog >